A la hora de reformar o crear un nuevo hogar, el pavimento es uno de los elementos que primero se eligen. Esta prioridad sobre el resto se debe a que no solo afecta visualmente a la vivienda, sino que tiene un componente sensorial adicional, ya que lo pisamos constantemente. Pisar un material y otro marca la diferencia, tanto por la calidez al tacto, hasta el ruido que hace al pisarlo. Cada material ofrece una sensación distinta. A continuación te explicamos porqué el gres porcelánico es la mejor opción.

Hoy en día, nos encontramos con una amplia variedad de materiales con los que podemos revestir el suelo de una vivienda. Los más comunes son los porcelánicos, el microcemento, la piedra natural, los laminados y la madera. Para saber qué pavimento encaja mejor en tu hogar, se han de tener en cuenta varios aspectos:

  • Instalación
  • Mantenimiento
  • Precio

Nuestra recomendación

El pavimento que más posibilidades ofrece es, sin lugar a dudas, el gres porcelánico debido a su variedad y funcionalidad. Y es es un material que permite una gran variedad de diseños e imita a la perfección otros materiales menos cómodos, como la madera, el metal o la piedra natural.

Funcionalidad

El gres porcelánico es la opción más acertada si buscamos fiabilidad y un material que no nos vaya a dar problemas aunque pasen los años. Este tipo de material cuenta con varias ventajas, entre las que destaca que puede ser utilizado sin problema en zonas húmedas. Además, funcionan a la perfección como suelos radiantes por lo que puede ser la solución ideal en casi cualquier situación.

Otro aspecto a tener en cuenta es el relacionado con la instalación. Este tipo de material se agarran al suelo con mortero y necesitan de un profesional debido a su dificultad. Y es que la dificultad radica en el correcto posicionamiento de cada pieza: respetar el mismo hueco de junta y dejar las baldosas a la misma altura.

En cuanto a su funcionalidad, cabe destacar el poco, por no decir nulo, mantenimiento que requiere el gres porcelánico. Solo hay que tener cuidado de no utilizar productos abrasivos.

En conclusión, si todavía no sabes qué pavimento encaja mejor en tu hogar, desde Alberto Tort te recomendamos el gres porcelánico por sus múltiples ventajas: su resistencia, su durabilidad, sus amplias posibilidades de diseño, formato y su precio. No dudes en visitar nuestras instalaciones para comprar gres porcelánico en Navajas, Castellón. Te esperamos en C/ Don Santiago Rodríguez Fornos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *