Alberto Tort S.L.

Los cambios de tendencias han favorecido el auge de las mamparas, que han desterrado a la tradicional cortina de ducha. Sin embargo, elegir una mampara no es tan fácil, rápido, ni económico como escoger una cortina para la ducha. Desde Alberto Tort S.L. te ayudamos a elegir tu mampara.

Según su apertura

  • Corredera. Las correderas son idóneas para baños pequeños o con poco espacio disponible alrededor del acceso.
  • Abatible. Las puertas plegables y batientes también son una opción (se pliegan sobe sí con varios paneles y se abren hacia el interior del plato), al igual que los paneles abiertos (un panel fijo sin puerta).
  • Angular. La apertura angular permite el acceso al plato por uno de los vértices del mismo (para zonas de ducha que quedan entre dos paredes).

Según tu baño

La forma en la que tienes distribuidos los elementos de tu baño es la que determinará la forma óptima de entrar en la ducha.

  • En línea: es una opción sencilla si tus muebles y sanitarios están alineados en una pared. Eso sí, para ello hay que tener un baño amplio para que se pueda mantener la ergonomía. Si tu baño es suficientemente ancho, podrás elegir el tipo de mampara que mejor se adapta a ti.
  • En paralelo: la mejor elección si tienes los elementos del baño distribuidos en las dos paredes más largas del baño y la ducha está al fondo.
  • En L: lo más conveniente sería un acceso central o lateral. Esto sería si tienes el plato de ducha colocado en una de las esquinas.

Según el plato de ducha

  • Situado entre dos paredes: lo mejor será un panel fijo, una mampara abatible o con apertura angular si el plato de ducha es semicircular.
  • Entre tres paredes: mampara frontal con apertura abatible o panel fijo abierto.

Contáctanos para saber más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.